Taxi a Gibraltar: fracaso disparatado

cine

Fue una de las casualidades más bonitas de mi adolescencia. Alejo Flah había escrito para rematar Sexo fácil, películas tristes un desenlace alejado del tan trillado final feliz. Entonces entendí que el amor debía durar algo más de dos horas y que el flechazo debía ser tan sincero como el ejercicio planteado por el cineasta argentino. Han pasado cuatro años desde entonces. A Flah le han valido para empaparse de la situación social española y a mí, como a Pablo (Ernesto Alterio en Sexo fácil, películas tristes), para escribir un par de historias de amor cuando el amor ya era historia.

Oro: Agustín Diaz Yanes al más puro estilo Goya

cine

Dice Agustín Díaz Yanes (Alatriste) que la conquista de las Indias es nuestro Vietnam”. La época dorada del imperio español abre las heridas, invita a la autocrítica e induce remontarnos a cuando Bartolomé de las Casas denunció la violencia con la que los exploradores trataron a los indígenas.

Tras cuatro intensos años de trabajo, Agustín Diaz Yanes llega a la gran pantalla con Oro, una de las producciones más esperadas del año. El largometraje es una adaptación de un relato inédito de Arturo Pérez-Reverte ambientado en el siglo XVI.

Pieles poster

Pieles: dolorosa realidad

cine

Pieles había agotado todas las localidades antes de su estreno en el cine Artistic Metropol.  Amplió fechas, horarios y salas y se proyectó en festivales de nacionales e internacionales, como el de Málaga y la Berlinale.

La ópera prima de Eduardo Casanova es una revolución en el sentido real y metafórico…, una terapia de choque en la que lo deforme y lo grotesco se vuelve bello.

Fe de etarras: prudente, necesaria y exacta

cine

“Yo soy español, español, español” Fe de etarras disparó la polémica. La nueva película del director y guionista Borja Cobeaga (Ocho apellidos vascos, El negociador) ha provocado miles de reacciones por la publicidad lanzada por Netflix. El director defiende la campaña de la plataforma de ‘streaming’: “A lo mejor Diego y yo logramos que dejemos de ser los autores de ‘Ocho apellidos vascos’. Ahora seremos los de la lona”.

Campamento 209

GORRIONES Y POEMAS
Vivo acojonada y sin lo puesto,
cualquier día me llama Dios para trabajar con él.
Mamá dice que mis dos hermanos mayores son más felices desde entonces.
Lucho por lo que siendo mío no me pertenece
y tengo cinco guerras tatuadas en la espalda.
Me alimento de hambruna y miseria machista,
juego a las armas por las mañanas
y no hay noche en la que no rece
para no acabar rota.
No vale de nada.